jueves, 19 de noviembre de 2009

SUSTANCIAS TOXICAS INYECTABLES Y SUS CONSECUENCIAS II

Si la fuente de la juventud existiera, probablemente muchos saltaríamos a ella para beber un poco del preciado líquido que evita el envejecimiento.
Como esto no es posible, no queda otro camino que el de apoyarse con lo que proveen la naturaleza o la alta tecnología… claro, sin llegar a extremos donde la salud corra peligro.


ALEJANDRA GUZMAN

La cantante Alejandra Guzmán, en boca de todos los medios de comunicación en las últimas semanas, es un claro ejemplo de estos extremos.
La cantante permitió que le inyectaran una sustancia en el músculo de los glúteos, la cual le provocó una infección tan severa, que debió ser intervenida quirúrgicamente para salvar su vida y retirarle los tejidos dañados por la inyección.
Es un caso o un problema que se presenta todos los días y con mucha gente, desgraciadamente no es gente famosa y los medios no se enteran.
El número de pacientes con deformaciones causadas por inyecciones con sustancias prohibidas o con operaciones mal hechas son más comunes de lo que uno se puede imaginar.


Desgraciadamente, en el área de la estética existen muchos charlatanes, que prometen mejorías con sustancias milagrosas o con tratamientos milagrosos, les dicen que van a obtener una gran mejoría en el levantamiento de glúteos, en el busto, en la cara, en las arrugas, en el exceso de grasa, y son charlatanes, no son médicos certificados ni especializados.
En algunos casos son médicos, pero no con la preparación de la especialidad de la cirugía plástica, y ofrecen precios más económicos. Por desgracia, la gente no tiene dinero o busca ahorrarselo, y siempre le sale más caro, inclusive pagan hasta con su vida.

TIPOS DE SUSTANCIAS PELIGROSAS
Aceites de uso mecánico, para autos y aviones, y vegetales, como el de cocina,
o silicón de uso industrial es lo que suelen aplicar, así como los biopolimeros los cuales son compuestos generalmente de metacrilato, o micro esferas de metacrilato en una suspensión de silicón.


La aplicación de estos materiales de uso NO MÉDICO es una actividad no ética, que puede calificarse como criminal, ya que provocan secuelas graves que van desde las deformidades a largo plazo de las zonas inyectadas, trastornos en el sistema de defensa del organismo y peligro de muerte por la utilización de estas substancias para "mejorar" el contorno corporal.

COMPLICACIONES Y CONSECUENCIAS

La administración de las sustancias comentadas es un evento agresivo para el organismo y cuyos efectos se pueden ver de inmediato (las menos de las veces) y a largo plazo (la mayoría de las veces), y presenta las complicaciones siguientes:

• Endurecimiento de la piel

• Deformidad en los sitios de aplicación y en zonas declives

• Dolor

• Linfedema (hinchazón dura, progresiva, más frecuente en las piernas)

• Ulceraciones (llagas)

• Insuficiencia renal crónica (daño renal irreversible)

El 85 por ciento de pacientes que solicitan atención médica, presenta actividad en el área infiltrada:

• Zonas dolorosas

• Zonas induradas

• Hiperémicas (rojas)

• Hipertérmicas (aumento de temperatura)


Personas inyectadas con este tipo de sustancias y sus consecuencias:






























METODOS ADECUADOS

Los Cirujanos Plásticos debemos difundir en la población general los métodos adecuados para mejorar el contorno corporal y prohibir el uso criminal de substancias empíricas, ya que esto es un problema socio-médico cultural grave.
La extracción del material inyectado es difícil, y deja secuelas deformantes con pobres resultados estéticos, por lo que es necesario tener acciones preventivas y prohibir su uso.
  • rss
  • Del.icio.us
  • Digg
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Share this on Technorati
  • Post this to Myspace
  • Share this on Blinklist
  • Submit this to DesignFloat

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada